San Ignacio: la puerta de entrada a un mundo de aventuras en Belize

La capital del distrito de Cayo es la segunda ciudad más poblada del pequeño país de América Central. Es también el punto de partida de excursiones y visitas para descubrir asombrosas maravillas naturales y culturales.

Belize, un tesoro de Centroamérica, es uno de esos destinos que ofrece una experiencia de viaje increíble para los perfiles de viajero más variados, ya que reúne maravillas naturales, culturales y de aventura. Uno de los puntos más destacados de este trío de oro es San Ignacio, la mayor localidad del distrito de Cayo y situada a unos 110 kilómetros de Ciudad de Belize.

Con multitud de opciones para los aventureros, es ideal, por ejemplo, para explorar yacimientos arqueológicos mayas y sistemas de cuevas. Además de otras experiencias en la naturaleza, como paseos a caballo, kayak y senderismo. Y el plus de este encantador pueblo es la amabilidad de los lugareños y la buena comida que ofrece. De hecho, el destino es conocido por su apetitosa variedad culinaria.

En muchos lugares, la naturaleza es sólo el telón de fondo de los bellos paisajes, pero esto no sucede en San Ignacio, donde es la gran protagonista de muchas excursiones. Es el caso de la Reserva Forestal de Mountain Pine Ridge, que alberga numerosos encantos y donde se pueden emprender expediciones en bicicleta de montaña, a pie o a caballo. Es un sitio ideal para aventurarse entre los pinos y contemplar la colorida vegetación, diversas especies de aves y otros animales como tapires, pumas, jaguares y ocelotes.

También sobresalen las cataratas Big Rock Falls y Thousand Foot Falls, las mayores de Centroamérica, un verdadero monumento natural, es decir, un espectáculo que sin ninguna duda hay que ver y apreciar en todo su esplendor. Otra refrescante aventura es ir a conocer el río On Pools, con sus rocas de granito y salientes que forman las más espectaculares cascadas y pozos de agua dulce, donde las orillas del río son perfectas para hacer picnics.

Por último, pero no por ello menos importante, la reserva forestal alberga uno de los mejores sistemas de espeleología de Belize, las Cuevas de Río Frío, una cueva de unos 400 metros de largo cuya entrada llama la atención por sus 20 metros de altura. Lo que le espera dentro es pura naturaleza en sus formas más espectaculares. Otra opción es Barton Creek Cave, que ofrece paseos en canoa y la posibilidad de ver cerámicas y vestigios humanos de antiguos mayas.

El Parque Nacional Noj Kaax Meen Elijio Panti, al igual que otras renombradas reservas naturales de todo el país, está dotado de maravillas naturales y misterios ancestrales, con el toque añadido de exuberantes selvas y vida salvaje, lo que lo convierte en un lugar privilegiado para viajeros aventureros y exploradores. Senderos medicinales y un sistema de cuevas revelan evidencias de los antiguos residentes mayas de Belize.

Patrimonio Maya

Justo en el corazón de la Reserva Forestal de Chiquibul se encuentra uno de los mayores y más impresionantes yacimientos arqueológicos mayas de Belize: Caracol, donde numerosos monumentos muestran su relevancia en la historia de esta civilización. A orillas del río Macal, Cahal Pech, que en el pasado fue un centro ceremonial con templos, ofrece una espectacular vista panorámica de San Ignacio y el valle del río Belize. El yacimiento es especialmente importante por la información que proporciona sobre los primeros asentamientos mayas de la región, su gran número de estatuillas preclásicas y su compleja arquitectura residencial. De hecho, su laberinto de habitaciones interconectadas es un excelente ejemplo de arquitectura palaciega maya.

En lo más profundo de los bosques se encuentra una maravilla histórica, el sistema de cuevas Actun Tunichil Muknal (ATM). Está a 45 minutos en coche de San Ignacio y a 45 minutos a pie a través de la hermosa reserva natural de la Tapir Mountain, con numerosos cruces de arroyos en la selva. Una auténtica aventura que garantiza una experiencia única en uno de los lugares más impresionantes de Belize. También conocido localmente como “Xibalba”, encontrará evidencias de cerámica, gres y osamentas.

En lo alto de una colina del pueblo de San José Succotz, con vistas panorámicas del distrito de Cayo, se encuentra Xunantunich, cuya zona fue un importante emplazamiento ceremonial construido sobre una cresta natural de piedra caliza durante el Periodo Clásico. Contiene seis plazas con más de 25 templos y palacios mayas. Es un espectáculo para la vista.

Tres veces mayor que Xunantunich y aún en excavación, El Pilar es uno de los mayores yacimientos arqueológicos mayas del Periodo Clásico de Belize. Aquí podrá ver cómo era la vida de esta civilización, descubriendo casas comunales y grandes jardines. El Pilar estuvo ocupado entre los años 800 a.C. y 1000 d.C. y llegó a tener más de 20.000 habitantes.

Aunque se encuentra en el pueblo de San Antonio, la Cooperativa de Mujeres de San Antonio es un lugar que no se puede dejar de conocer, y es accesible desde Mountain Pine Ridge. La Cooperativa ofrece a los viajeros una puerta de entrada al patrimonio y la tradición mayas. A través de experiencias inmersivas, como clases de cocina indígena y fabricación de cerámica de forma tradicional, los visitantes pueden adentrarse en el rico tapiz de la cultura maya mientras apoyan a los artesanos locales.

¿Qué le parece explorar el lado botánico de Belize? Recorriendo el Rainforest Medicine Trail podrá conocer la medicina natural y tradicional maya. Por ejemplo, encontrará plantas como el gumbo-limbo rojo con diversos fines medicinales.

Siguiendo con la flora como otro punto para no dejar pasar por alto, el destino ideal es el Belize Botanical Gardens, la obra de toda una vida de Ken duPlooy, ornitólogo fallecido en 2001. Su esposa Judy y su familia continúan con su labor y tienen fama de ser algunas de las personas más agradables que se pueden conocer viajando por el país. Situados a orillas del río Macal, los jardines son una colección de cientos de árboles, plantas y flores autóctonas de Centroamérica, en el que sobresale la exposición de orquídeas, con más de 100 especies diferentes.

Pasando a la fauna, el Chaa Creek Natural History Centre es el lugar ideal para ver y aprender sobre insectos y reptiles como serpientes, pero si no son para usted, el Centro también alberga un criadero de hermosas mariposas. Hay varias especies increíbles, como la Morphos Azul, que se asemeja a unos pendientes de jade.

Otro lugar relacionado con los animales que no debe dejar de conocer es el Proyecto de Conservación de la Iguana Verde, un esfuerzo destinado a conservar y cuidar la especie amenazada de iguana verde de Belize. El Proyecto utiliza exposiciones y programas interactivos para ayudar a educar a los visitantes y concientizar al público en general. Ofrece el Programa Adopta una Iguana y el Club Infantil Iguana, ambos destinados a recaudar fondos para becas y sostener el Proyecto. La conservación de la iguana verde ha sido durante muchos años una de las atracciones más populares del San Ignacio Resort Hotel y está calificada por TripAdvisor como la actividad número uno en la zona de San Ignacio.

Recomendación final

Y para cerrar con broche de oro este recorrido por el distrito de Cayo, aquí encontrará el San Ignacio Market, situado a orillas del río Macal. Animado y diverso, este “mercado” ofrece una gran variedad de productos y experiencias. Todo ello en medio de un ambiente bullicioso y de diferentes idiomas hablados por vendedores de distintas procedencias. Todos los sábados, el mercado de San Ignacio acoge a agricultores, artesanos y vendedores de comida de los pueblos vecinos que presentan sus mejores productos, artesanía y deliciosos platos Beliceños. Los visitantes pueden explorar pasillos adornados con frutas, verduras y plantas tropicales junto a artesanos que venden cestas, textiles y joyas exquisitamente tejidas. Es un lugar estupendo para sentarse y saborear las delicias locales, sin dejar de mencionar que es una experiencia cultural increíble.

Y para descansar de unos días bastante agitados, nada mejor que hospedarse en un lugar que mantenga el protagonismo del entorno y el estilo aventurero de San Ignacio, pero con servicios y comodidades de primera. La región cuenta con hermosos lodges y resorts boutique, incluidas propiedades de 5 estrellas, rodeados de exuberante selva tropical, que garantizan una combinación ideal de lujo y aventura, perfecta para quienes buscan explorar la cultura local y disfrutar de aventuras ecológicas.

En la foto de apertura: el sitio arqueológico de Caracol, con sus ruinas mayas. Fotos: Belize Tourist Board. Descubra más sobre Belize travelbelize.org/es/

A %d blogueros les gusta esto: