Argentina

UN GRAN MAR EN MAR CHIQUITA

La quinta laguna salada más grande del mundo está en Córdoba. Flamencos, nutrias y algunos misterios para descifrar.


¿Córdoba? Sierras. ¿Córdoba? Ruinas jesuíticas. ¿Córdoba? Aceite de oliva y embutidos de Colonia Caroya. ¿Pero no nos estamos quedando cortos? Claro que sí. La provincia central de la Argentina tiene bastante más para descubrir cuando, en lugar de enfilar para los caminos serranos, se sale de la capital con rumbo noreste durante casi 200 kilómetros para llegar… al mar.

¿¿Al mar?? ¿En la provincia “mediterránea” -es decir rodeada de tierra- por antonomasia? Así es. Porque la gente que vive al borde de la laguna Mar Chiquita, esa gran mancha celeste sobre el mapa de la provincia, la llama simplemente así: “El mar”.

Y no es para menos, con sus cientos de miles de hectáreas de superficie, un gran espejo de agua salada sobre el cual se levanta la ciudad-balneario de Miramar de Ansenuza. Llegar es fácil, pero después ¿qué hay para conocer en este rincón de Córdoba que sorprende y enamora? 


Avistaje de flamencos

Mar Chiquita, que será en el futuro un parque nacional, es parte de la red hemisférica de reservas de aves playeras -que paran aquí en sus largas migraciones de un hemisferio a otro- y también un sitio Ramsar, por el nombre de la convención que reconoce la importancia de los humedales para la biodiversidad. 

Las fotos aéreas que muestra Hugo Giraudo, del museo de Ciencias Naturales de Ansenuza, impresionan: en verano, se pueden contabilizar más de 300.000 flamencos. Un mar de puntos color rosa sobre las aguas de la laguna. En las Américas hay cuatro especies de flamenco, y tres están en Sudamérica: esas tres se pueden ver en Mar Chiquita. El flamenco austral se ve todo el año, mientras el parina chico y el parina grande, procedentes de las lagunas altoandinas, se ven en los períodos de migración.

Estas vistosas aves de color anaranjado o salmón se alimentan de artemias salinas, aquellos famosos “sea monkeys” que se vendían en sobrecitos en los años 70, para “cultivar” en las peceras: más parecidos a bichitos transparentes que a monitos de agua, las artemias salinas aumentan cuando la laguna está baja y, por lo tanto, aumenta la concentración de sal (necesitan una concentración de al menos 80g de sal por litro). Y el color naranja se los da la concentración de betacaroteno.

“La laguna tiene unos 70 x 75 kilómetros y es una cuenca cerrada. Aquí ingresan el río Dulce, el Suquía y el Xanaes -que sería el río Segundo, en tanto el Suquía es el Primero, aunque los grandes conocidos de Córdoba son río Tercero y Cuarto- pero sus aguas no salen, porque se trata de una cuenca endorreica. Es así que se acumulan las sales y minerales, y la hacen salada”, explica Hugo.

"En una cuenca cerrada, las aguas salen solo por evaporación. La laguna, que tiene unos 100.000 años de antigüedad -según las estimaciones más recientes y confiables- se llena de flamencos entre septiembre y abril: vienen en invierno, porque muchas lagunas de altura se secan, y cuando llega la primavera vuelven a su lugar de origen. Aquí solo nidifican los australes, los otros flamencos son migratorios. La reproducción de los flamencos depende de la disponibilidad de alimento, si hay alimento abundante se reproducen todos en bloque.”

"En bajante, la laguna forma las ‘nubes de sal’ que levantan todos los minerales por el viento norte, que es común por acá. Esas bajantes se dan cuando escasea la lluvia, más bien en verano”, agrega Hugo, advirtiendo que si bien la laguna no supera los ocho metros de profundidad en la mayor parte de la superficie, mar adentro bien puede haber olas que superen los dos metros..

¿Dónde ver los flamencos y qué más hay?

En Mar Chiquita hay casi 400 especies de aves, entre ellas un centenar de especies migratorias. Treinta vienen en otoño-invierno y 70 en verano. Entre otras especies, se avistan los varilleros de alas amarillas, el pato picazo, el pato gargantilla y el cutirí. También hay gaviotas cocineras, cangrejeras y chicas.

Un sendero de seis kilómetros, que puede hacerse en vehículo o a pie, lleva hasta el mirador de aves Loma de los Indios: desde lo alto de un atalaya, o bien acercándose a pie a la zona húmeda, son visibles los flamencos. Casi todo el día lo pasan comiendo: meten la cabeza en el agua y filtran el alimento. Se refugian especialmente donde no hay vegetación alta, porque puede haber predadores, y es común verlos caminando a la par y siguiendo un ritmo.

¿Qué pasó con las inundaciones?

La ciudad de Miramar de Ansenuza -la única que se asoma a la costa de Mar Chiquita, aunque hay varias en los alrededores, más tierra adentro, y la laguna tiene más de 500 km de costa- fue reconstruida varias veces después de que la crecida de las aguas invadiera las zonas habitadas. 

Una foto de la primera inundación, en 1978. 

En 1959, el agua llegó a la costanera y se retiró. En 1978 quedaron 37 manzanas bajo el agua. Y en 2003 fue cuando se alcanzó la cota máxima, con la inundación principal: pero según los estudios recientes se cree que el agua ya no superará este nivel y el nuevo trazado no volverá a ser afectado por las crecidas naturales del espejo de agua.

En algún punto la historia de Mar Chiquita recuerda a Epecuén, la ciudad del sur bonaerense que quedó bajo las aguas de la laguna Epecuén cuando desbordó la última del sistema de las Encadenadas. Lo cierto es que, desde tiempos antiguos, las propiedades minerales del agua y el barro de la laguna son conocidos y siempre volvieron a atraer a residentes y visitantes.

Hoy en la Farmacia Ansenuza este barro se puede conseguir para tratamientos caseros muy buscados por quienes vienen, sobre todo en verano, aunque el turismo se extiende ahora todo el año con la nueva apertura del gran Hotel y Casino Ansenuza, un cuatro estrellas superior con servicios de primer nivel.


¿Dónde aprender más?

En el Museo de Ciencias Naturales (museodelaregion@redcoop.com.ar) nos recibe Juan José Scienza, de la Asociación Amigos del Museo Aníbal Montes, una ONG que se sustenta con los ingresos de las visitas. “El comportamiento de la laguna explica su formación y salinización. Se estudió su sedimento geológico y así se determinó su antigüedad: no hay en el mundo muchos lugares como Mar Chiquita, que acumularon sedimento a lo largo de casi mil años.

Esto refleja la historia del clima. Se hizo también un estudio paleontológico sobre los antiguos habitantes de la región. Lo que aquí se relata son los estudios que vienen de la Universidad Nacional de Córdoba y del Conicet. Es bastante distinto al Mar Muerto, en realidad es más parecido al Mar Menor de Murcia (España) que al Mar Muerto”, precisa Scienza. 

Mapas que muestran Mar Chiquita con una superficie menor a la actual, en el Museo de Ciencias Naturales. 

Y sobre todo, pone el acento -debido a los vaivenes de la historia de la laguna y las sucesivas veces que desbordó sobre la ciudad- en que “aquí intentamos evitar la palabra ‘inundación’, porque pone a la laguna en el papel de ‘mala’. Hablamos de fluctuaciones naturales, no es que Mar Chiquita nos inundó a nosotros sino que nosotros ‘nos metimos’ dentro de la laguna. De hecho, las fotos satelitales muestran con fidelidad el comportamiento de la laguna”.

En el Museo de Ciencias Naturales -que abre los 365 días del año- se explica también que en nuestra Era del Hielo había megafauna, y que en estas tierras habitaron los sanavirones (una sala de arqueología recuerda a los pueblos originarios, si bien se retiraron los restos humanos por respeto y pedido de sus descendientes). Un sector de biología está consagrado asimismo a las aves y la biodiversidad, con dibujos de Darío Yzurieta, y allí mismo es posible escuchar el canto regional de las aves a partir de grabaciones originales. Finalmente, se proyecta un film sobre los humedales de la Argentina. 

El otro lugar para conocer es el Museo Fotográfico, donde se proyecta una película sobre la historia de Miramar de Ansenuza y sobre Mar Chiquita, además de presentarse fotos que recuerdan las diferentes etapas de la historia de la ciudad. 

¿De dónde viene la palabra Ansenuza?

Sus orígenes son bastante misteriosos, aunque hay cierto consenso sobre el hecho de que deriva de la palabra “Anchichusa”, en la lengua de los sanavirones, que significa “cuerpo de agua vacío”. Otras versiones creen que los primeros andaluces que llegaron a la región hablaron de unos “gansos” (anser) de color rosa, y que de ahí quedó el nombre de Ansenuza.

¿Se puede navegar por la laguna?

Sin problema, y la familia Michelutti es especialista. Matias Michelutti sale con su embarcación de la costanera de Miramar. Tiene 37 itinerarios en total, el más extenso a la isla El Mistolar, que queda a 41 kilómetros (dos horas de navegación) y es bien agreste: no hay ni aves ni agua potable.

Hay cuatro islas permanentes -explica Matías- y según el nivel aparecen hasta 50 islas que cruzan la laguna de este a oeste: “Es casi un cordón que coincide con la antigua costa de la laguna, que tiene unas 700.000 hectáreas. Es la laguna salada más grande de Sudamérica. La mayor superficie la alcanzó en 2003, con unas 980.000 hectáreas. En lo más bajo, en los años 70, tenía unas 200.000. Y navegando apenas veinte minutos hacia adentro se ve mar a 360º”.

Con Matías avanzamos por la desembocadura del Xanaes escuchando la historia: este lugar, fundado por inmigrantes piamonteses, recibió su nombre del principal hotel, el Mira-Mar, que se levantaba al borde de la laguna. Hoy la salinidad de las aguas favorece la pesca del pejerrey y se puede pescar sin red: solo con línea, y no más de dos anzuelos por línea (hasta 40 piezas diarias como máximo).

Mientras navegamos, se ve a la izquierda un bosque sobre la costa: es uno de los parches de bosque autóctono que quedan sobre la ribera. Forma parte del bosque chaqueño oriental, donde se encuentran quebrachos blancos (usados para el carbón) y árboles que superan los 150 años. 

Matías Michelutti. ¿Dónde contactarlos? En Instagram: Excursiones Michelutti. Una hora y media de navegación cuesta $350 por persona, y una salida de todo el día a El Mistolar USD 100, con dos refrigerios más almuerzo.

El misterioso Hotel Viena 


Ya vale preguntarse en qué lugar más o menos alejado de la Argentina no hubo refugiados nazis. Bariloche, la costa atlántica rionegrina, las sierras cordobesas… y también Mar Chiquita. El eje es en torno al Hotel Viena, un gran edificio entre imponente y amenazante que se levanta a pocos metros del agua (de hecho en las inundaciones sus subsuelos fueron alcanzados).

La fechada está desvaída y las persianas algo caídas, pero queda algo del esplendor de antaño. La Asociación de Amigos del Hotel Viena encomienda a Patricia Zárate la visita guiada, que reúne a prácticamente toda la gente que pasa por Miramar. El suyo es un relato detallado y apasionante, porque con el tiempo y la ayuda de una historiadora reunión gran cantidad de material sobre el lugar y su presunto pasado nazi.

¿Es cierto que hubo aquí jerarcas nazis que se recuperaron después de la guerra? ¿Es cierto lo que se dice sobre la supuesta presencia de Hitler en la Argentina? Hay rumores, pero también hay silencio. La historia oficial dice que poco después de ser inaugurado, el Hotel Viena -que había sido construido por inmigrantes alemanes y se terminó en 1947- fue cerrado, y no reabrió sus puertas hasta 1962.

Construido en tres grandes sectores que separaban a las clases sociales, eran los alemanes de clase alta los que gozaban de la mejor vista. Tenían sin duda privilegios inauditos, como una cabina telefónica en cada planta del hotel. Aunque hoy no queda mucho más que el edificio desangelado, que sirvió de escenario a la filmación de películas y también a numerosos saqueos de sus elementos de construcción.

El ala VIP está cerrada por motivos de seguridad, pero es posible recorrer los salones principales y también algunas zonas del exterior, donde aún se levantan algunas de las palmeras canarias que fueran plantadas por los primeros dueños. Casi naturalmente, corren también historias de fantasmas, concentradas en torno a la habitación 106, ubicada sobre un largo pasillo de habitaciones contiguas (donde brilla por su ausencia la número 13): porque fue aquí donde un equipo de televisión “filmó” a un fantasma que mira por la ventana, lo suficiente como para que el Hotel Viena se convirtiera en el principal lugar de actividad paranormal de Sudamérica y el quinto del mundo. 


Se sumó a a historia la confusa muerte de los caseros, el matrimonio Krugger, en un aparente homicidio seguido de suicidio… No hace falta mucho más para inflamar la imaginación y hacer de este un lugar casi mítico, aunque algunos renieguen de tanta verdad o fantasía. Afuera, a la luz del sol, las leyendas empiezan a disiparse. Pero no se puede sino mirar hacia la esquina donde la posada boutique Punta Encanto fuera construida sobre el 10% de lo que quedó del Hotel Alemán, el edificio rival que se levantaba enfrente del Viena.

Criaderos de nutrias

Para los recién llegados, es toda una sorpresa: Miramar de Ansenuza fue un importante polo de cría de nutrias, una especie ampliamente usada para la peletería hasta hace algunos años, y que ahora enfrenta una creciente demanda de carne.

“En Miramar llegó a haber 300 criaderos de nutria y 200 peleterías. Hoy solamente quedan cinco criaderos”, explica Egidio León, uno de los que sigue al frente del emprendimiento familiar, mientras muestra sus corrales con familias de nutrias oscuras, doradas, zafiro, blancas. Vale aclarar que se trata en realidad de coipos, una especie herbívora, en tanto la nutria europea es una especie que se alimenta de carne. 

Egidio León. 

“En 2021 se cumplen 100 años de la cría de nutrias en Miramar. Se producían unos 400.000 animales, ahora en cambio unos 10.000”, precisa León, subrayando que el mercado para la piel siempre fue Rusia, mientras la carne se dirige sobre todo a Rosario y siempre al mercado interno, que la consume asada o en forma de escabeches. En 2021 se cumplen cien años de la cría de nutrias en Miramar. Se mataban 400.000, ahora 10.000.

Ricardo Calcaterra también tiene una larga trayectoria en la materia, y explica que la nutria es originaria de la desembocadura del río Dulce, y que tiene aquí un microclima que favorece la presencia de su alimento, la alfalfa. Su padre, Victorio, fue uno de los primeros en trabajar con el transporte de carnes hacia Rosario. Hoy quedan cinco criaderos de los 30 que hubo.

“Es el único mamífero que nace con dientes, y come maíz, trigo y avena en grano. Se la cría hoy sobre todo para la carne”, precisa Ricardo, que con su familia fundó la marca de productos artesanales “Las tres hermanas”: “Son mis hijas las que incentivaron la producción -cuenta- de escabeches y otros productos de vizcacha y pejerrey”.

Hoy se los puede probar y comprar en el coqueto local donde se exhiben todos los productos artesanales de “Las tres hermanas”, desde mermeladas a escabeches o souvenirs de piel de nutria. 

Ricardo Calcaterra.



  • Compartir en

Nuestro Blog

¿Dónde tapear en Buenos Aires? En el NH Lancaster, en plena City porteña.
Creada 15/06/2018

gravatar

El NH Hotel Group es una de las principales cadenas hoteleras en la Ciudad de Buenos Aires, donde totaliza nueve propiedades. Una de las más emblemáticas es el NH Collection Lancaster, sobre la calle Córdoba, a minutos de las Galerías Pacífico. El hotel y su Chef Ejecutivo, Hernán Caballero, aprovecharon el Día Mundial de la...

Lo mejor del invierno porteño: un brunch de fin de semana en el Hotel Madero
Creada 12/06/2018

gravatar

Rëd Resto, el restaurante del cinco estrellas Hotel Madero -en Puerto Madero, Buenos Aires, como lo indica su nombre- abre sus puertas todos los sábados y domingos con un brunch al mediodía. La mesa de entradas frías y los platos fueron elaborados por el Chef Ejecutivo Alejandro Bontempo. Los platos son acompañados por vinos Saint...

El Obrador: el Bocuse de Bariloche
Creada 25/05/2018

gravatar

El Obrador es mucho más que un centro de formación para chefs de cocina. Como lo indica su lema es una Escuela de Arte Culinario.   El Obrador ha sido fundado y es dirigido por Emiliano Schobert. Es uno de los chefs argentinos más prestigiosos. En el mes de abril consiguió el tercer puesto en la...

Tango y fileteado: dos clásicos porteños en un mismo tour.
Creada 08/05/2018

gravatar

Fileteado y tango: son dos iconos inconfundibles de la cultura popular porteña. Ambos surgieron a principios del siglo XX en una sociedad compuesta por inmigrantes europeos y criollos. Una visita guiada los reúne por las calles del Abasto. Es organizada por la agencia 054.Travel. La guía Cecilia se encuentra con los participantes del paseo en...

¿Cómo es el aeropuerto de Asunción?
Creada 01/05/2018

gravatar

Los viajeros que llegan a Asunción por vía aérea aterrizan en el Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi (IATA: ASU – OACI: SGAS), situado en Luque, en la periferia de la capital paraguaya. Antiguamente llamado Aeropuerto Internacional Presidente Stroessner, con el regreso de la democracia fue rebautizado en homenaje al aviador paraguayo Silvio Pettirossi. Silvio Pettirossi había...

Las primeras fotos del nuevo Howard Johnson Plaza Buenos Aires
Creada 02/03/2018

gravatar

Fue inaugurado hoy el nuevo hotel de la cadena. Está sobre la Avenida 9 de Julio, en Lima 653, a pasos de la UADE y a solo unas cuadras del corazón del barrio porteño de San Telmo. Es el 40º establecimiento de la cadena que pertenece a un grupo hotelero argentino que explota a nivel...

Así es el aeropuerto de Montevideo
Creada 27/02/2018

gravatar

El Aeropuerto Internacional de Carrasco Gral. Cesáreo L. Berisso es la principal base aérea en Uruguay. Se encuentra a unos 20 kms del centro de Montevideo. Es muy chico y recibe solo unas decenas de vuelos al día, principalmente desde la Argentina, Chile y Brasil. También algunos del Caribe, del este de Estados Unidos y...

McDonalds llegó al Aeroparque porteño
Creada 27/02/2018

gravatar

El local abrió en un nuevo patio de comida que fue inaugurado en la planta baja, en un extremo del sector de mostradores de check-in de vuelos de cabotaje la compañía Aerolíneas Argentinas. El local ofrece todas las comidas habituales de la cadena McDonalds y tiene también un sector McCafé. Además de los mostradores, cuenta...

Etihad Business, el placer de volar 
Creada 23/02/2017

gravatar

Recientemente viajamos en la clase Business de Etihad, la compañía nacional de Abu Dhabi, capital de los Emiratos Arabes Unidos, en el tramo San Pablo-Abu Dhabi 14 hs 25 m). Aquí el resumen visual del viaje en la e-box de la pantalla individual a disposición de cada pasajero: El avión es un Boeing 777 con Primera...

Bariloche a la Carta
Creada 13/10/2016

gravatar

El festival gastronómico más importante de Río Negro, “Bariloche a la Carta”, culminó su tercera edición el lunes 10 de octubre 2016. Más de 35 mil personas visitaron la feria emplazada en el Centro Cívico, donde productores de la región ofrecieron un amplio menú de propuestas y productos. Por Livio González – desde San Carlos de Bariloche...

Seguinos en Twitter

Seguinos en Facebook